DevOps para IT Ops

Yo soy un IT Ops

La disponibilidad del 99,99% está continuamente amenazada

Le solicitan que realice entregas más frecuentes que en el pasado. Sabiendo que siempre ha tenido problemas con las nuevas entregas su miedo es que su equipo no pueda cumplir el 99,99% de disponibilidad del SLA.

Dynatrace le proporciona alertas proactivas de los problemas de disponibilidad antes de que estos impacten a los usuarios finales, permitiendo mayor tiempo para estabilizar el sistema. Con el nivel de detalle de las capturas Dynatrace su trabajo no planificado se reduce al mínimo. PurePath le mostrará quién es necesario que trabaje en cada problema.

Apps más complejas & servicios distribuidos en VMs y en el cloud

Sus arquitectos quieren que entregue nuevos componentes de forma regular. Utilizan nuevas tecnologías, como Docker, u otros contenedores virtualizados todo el tiempo. Muchas veces ejecutan partes de sus aplicaciones en clouds públicas y las conectan con sus servicios on-premises.

Dynatrace le ofrece visibilidad end-to-end independientemente de la tecnología física, de cloud o virtual utilizada. Le señala las comunicaciones entre servicios y el impacto tanto a nivel de costes como de disponibilidad en el caso de que dichos links muestren debilidad.

Trabajo no planificado por problemas de calidad y war rooms

Invierte mucho tiempo trabajando en quejas de usuarios finales después de una nueva entrega. Es el primer acusado y pasa demasiado tiempo en war rooms determinando quién tiene que resolver el problema.

Dynatrace elimina la mayoría del tiempo necesario para dichas war rooms. Captura todas las evidencias técnicas desde el usuario final hasta su app, y hace fácil compartir los datos con el grupo origen del problema.

Quiere realizar entregas en producción con confianza

En el mundo de la entrega continua en el que vivimos, no es suficiente reaccionar rápidamente a las entregas fallidas. El objetivo es entregar software de mayor calidad.

Dynatrace, cuando se usa en toda la cadena de entrega, actúa como quality gates para parar entregas de aplicaciones que no son óptimas. Elimina el 80% de los problemas que causan interrupciones de servicio antes de que lleguen a producción.

La métricas incorporadas basadas en feedback loop hasta la ingeniería y el negocio permiten a los grupos reaccionar automáticamente ante cualquier problema identificado cuando se ejecuta en producción. Ahora no está solo en la primera línea de defensa.